Cómo mantener en buen estado las toallas en invierno

como-mantener-buen-estado-toallas-en-invierno

En tu tienda online Toallas-Personalizadas.es te diremos cómo mantener en buen estado las toallas en invierno. El frío de esta época es un factor desfavorable para la conservación del tejido de estas telas. Por eso, te invitamos a leer este post para que prolongues la utilidad de los paños.

La importancia de secar rápido las toallas

La capacidad de secarse rápido es una características importante en una toalla. Ya que, de esto dependerá que no se impregnen de mal olor a causa de la humedad.

En esta temporada gélida del año, donde el sol no irradia lo suficiente, es difícil conseguir el calor natural para secar las telas gruesas. Lo cual provoca que tarden mucho en secar las toallas, las mantas y otras ropas de dormitorio y baño.

Por eso es tan recomendado usar toallas de microfibra, que absorben suficiente agua, pero no la retienen. Pues cuentan con canales que contribuyen con el drenaje inmediato de la humedad.

Pero no tienes de qué preocuparte. Para eso toallas personalizadas te enseñará cómo secar rápido tus toallas cuando las temperaturas bajan. Desde el famoso radiador de spa hasta los métodos caseros tradicionales, que te ayudarán a conservan en buenas condiciones los paños y a una temperatura aceptable.
radiador-toallero-electrico

Radiador toallero, una forma segura de secar tus toallas

Luego de un largo día fuera de casa, lo que más deseamos es tomar un baño caliente, envolvernos en una toalla y quedarnos tendidos sobre el sofá. ¿Es posible hacer esto en invierno? Claro que sí, es la temporada donde más anhelamos el calor para reconfortarnos y cómo no poder hacerlo.

Para ello, la tecnología te ayudará, con un equipo eléctrico especial para subir la temperatura de los paños antes y después de usarlos. Así mismo, es útil para disminuir la humedad del cuarto de baño favoreciendo la creación de un ambiente cómodo.

Se trata del toallero eléctrico o radiador toallero con el cual se eliminan la humedad y se secan rápido tanto las toallas como los albornoces.

Este aparato está conformado por tubos donde se cuelgan los paños. La cantidad de canalillos dependerá del modelo. Por lo general, se fijan en la pared del baño. Siendo los lugares más indicados la zona debajo de la ventanilla o en el muro que da hacia el exterior, pero siempre lejos de la grifería.

Características del radiador toallero

Es importante contar con un aparato de estos en casa para preservar la textura y  calidad de las toallas en invierno. Ya que con este instrumento eléctrico los paños se secarán lo más natural posible, de forma rápida evitando que la humedad produzca malos olores en estos tejidos.

Es poco el espacio que ocupa un calentador de toallas. Tampoco tienes que preocuparte porque este interfiera en el estilo de decoración de tu cuarto de baño. Ya que este es un aparato cuya forma suele ser plana y en material decorativo.

Resulta bastante fácil su instalación solo tendrás que fijarlo en la pared y conectarlo al sistema eléctrico del baño. Otra de las ventajas de un calentador de toallas es que poseen un termostato con el cual podrás controlar la temperatura. Y, tiene un temporizador para que lo apagues cada vez que termines de usarlo.

Existen calentadores con potencias de 450 Watts, además del termostato y el temporizador. Los cuales son adecuados para calentar incluso habitaciones de baño con medidas superiores a los cuatro metros cuadrados.

También es importante que sepas que no debes preocuparte por el incremento que pueda verse reflejado en la factura de servicio eléctrico. Pues, los radiadores de toallas son de bajo consumo. Para limpiarlo solo necesitarás una bayeta seca que pasarás por cada rendija para quitar el polvo.

Aunque los radiadores son costosos, esta es una inversión que merece hacer el esfuerzo por pagarla. El resultado óptimo lo verás en tus toallas y albornoces.

¿Cómo mantener en buen estado las toallas en invierno?

Ya vimos cómo un radiador toallero es eficaz para secar los paños y mantenerlos calientes. Pero, ¿cómo lavamos estas telas cuando las temperaturas han bajado tanto? Durante el invierno resulta complicado lavar las prendas (en especial las gruesas y propias de esta época).

Así que lograr un lavado y secado eficiente es un reto por asumir durante varios meses. Tal vez pienses en la máquina secadora, y está bien. Pero, ¿tu bolsillo aguantará el incremento en la factura de fin de mes por usar constantemente este artefacto?

En posts antiguos te hemos enseñado que la mejor manera de secar las toallas es al aire libre sin que les dé la luz solar directamente. La verdad es que esto será casi imposible y contraproducente para este tejido en el invierno.

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer para conservar tu toalla ónix, multiusos y de gimnasio es:

  1. Mételas en la lavadora con programación ultra rápida (para que consuma la menor cantidad de energía).
  2. Ponlas en la secadora (no permitas que acabe el ciclo para que los rizos no se dañen) y las cuelgas por separado en percheros.
  3. Si tienes tendedero, procura moverlo durante el invierno cerca de los radiadores de calefacción (sin que le dé directamente el calor que estos emiten).

toalla-baño

Otras maneras de lavar y secar tus toallas

Si no tienes una máquina de lavar, la otra manera de lavar tus paños y albornoces es a mano. Hazlo como lo harías con cualquier prenda, viertes agua en un cubo, agrégale un poco de vinagre blanco y deja remojar por un rato.

Luego, agrega un poco de detergente con bicarbonato de sodio y lava como de costumbre. Durante el invierno, lo mejor será que laves con agua caliente (a una temperatura tolerable para tus manos).

Con la ayuda de alguien más tomen la toalla por los extremos y empiecen a torcerla hasta que expriman toda el agua. Una vez que deje de escurrir, puedes usar una de estas opciones:

  1. La opción más barata es usar un tendedero eléctrico. Una opción alternativa al radiador toallero. Luego que laves y exprimas tus toallas, las cuelgas en él. Esta también es una manera ecológica y solución perfecta para espacio pequeños. Adquirirlo será una inversión a la que le sacarás mucho provecho porque podrás continuar usándolo en verano.
  2. Utiliza un radiador toallero. Este te servirá para extraer toda la humedad de tus toallas, a la vez que las mantiene bastante secas y calientes.
  3. Por último, pero menos recomendado, está la lámpara incandescente. No son una buena opción porque son de alto consumo. Pero, si ya la tienes en casa, y no dispones en este momento para adquirir un tendedero o radiador, no quedará de otra que usarla. Igual que en los casos anteriores, te servirá para secar y calentar las toallas.

Algunos usos de las toallas de playa durante el invierno es abrigarte con ellas como si fueran una manta. Mantenlas calientes en el tendedero eléctrico.

tendedero-electrico

Los tipos de paño de casa y su higiene

Debido a la constante exposición a la humedad, las toallas son una de las superficies predilectas de las bacterias y los virus. Sea la toalla de baño, de playa, de cara, manos, cabello, la que usamos para ir al gimnasio, todas; incluyendo las bayetas y las alfombras de baño son focos enfermedades bacteriológicas.

Entonces, ¿cómo mantener en buenas condiciones todas las telas absorbentes de la casa?

Alfombras de baño

Los tapetes de baño los usamos para no empapar el piso cuando salimos de la ducha y también sirven para secar un poco la planta de los pies. Es un elemento al que se le presta poca atención, pues solo pensamos en que sea suave y absorbente. Y, muchas veces, olvidamos que requiere de una limpieza frecuente.

Lo ideal es que laves la alfombrilla una vez por semana o, en invierno, dos veces al mes. Sigamos la tendencia ecológica y prescindamos de la lavadora. Saca toda la suciedad lavándola al seco con un cepillo de cerdas suaves y un poco de agua con detergente.

Restriega el cepillo en todas las direcciones, previamente mojado con la mezcla, y luego aclara pasando cuantas veces sea necesario una bayeta húmeda con agua limpia.

Luego la extiendes en el tendedero eléctrico para que se seque.

Paños de cocina

Al igual que con las alfombras de baño, pero con mayor uso todavía, están las bayetas con que secamos los utensilios, la mesa y la encimera de la cocina. Es común ver cómo el mismo paño que fue usado para secar la encimera se utilice para secar los platos donde se ha comido. Esto es un error que puede afectar gravemente nuestra salud.

Lo adecuado es que tengas una bayeta para cada área. Una para la mesa del comedor, otra para la encimera y varias para las ollas, tenedores, platos y vasos. Así como una exclusiva para las manos. De este modo se evitará llevar de un lado a otro la contaminación de un área.

Luego de cada uso es necesario que las desinfectes con una solución limpiadora. Y, cada semana, lávalas con agua caliente y bicarbonato de sodio.

¿Tienes algún otro método para mantener en buen estado las toallas en invierno? Compártenos tus trucos en la caja de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>